sábado, 16 de marzo de 2013

Magdalenas de aceite de oliva





Esta receta la cogí de un libro de Thermomix. Aunque la original es con aceite de girasol, yo utilicé aceite de oliva suave, y me gusta más con este aceite,  le noto mejor consistencia y sabor. Supongo que sera cuestión de gustos,  yo os animo a que la hagáis de las dos formas y me deis vuestra opinión.

Como veréis está hecha de modo tradicional para el que no disponga de Thermomix. Utilicé un batidor de varillas eléctrico,  pero podéis  hacerlo con uno de mano. También le puse leche sin lactosa, pero es la que utilizo siempre en todas mis recetas, para que mi hijo las pueda comer. No supone ningún cambio,  salen igual de buenas con cualquier leche, doy fe de ello. Con estos ingredientes salen unas cuarenta unidades y los moldes de papel son de siete centímetros de diámetro.



Ingredientes:

250 grs. de azúcar moreno.
4 huevos.
250 ml.de aceite de oliva suave.
125 ml. de leche.
350 grs. de harina de repostería.
1 sobre y 1/2 de levadura Royal.
Ralladura de un limón.
Una pizca de sal.

Elaboración:

En un bol ponemos el azúcar y los huevos, batimos hasta que veamos que la mezcla doble su volumen.A continuación añadimos el aceite y batimos unos minutos más.
                                                                                          


Seguidamente le agregamos la leche,  la pizca de sal y la ralladura del limón. Le añadimos la harina mezclada con la levadura, pero se la echaremos poco a poco y ya con el batidor de mano.


Llenamos los moldes poco más de la mitad para que no rebosen. Metí los moldes de papel en una bandeja de muffins  pero las podéis poner sobre una bandeja normal.Les ponemos azúcar por encima.
                                                                          

El horno lo precalentamos a 200 grados con calor arriba y abajo y en el momento de meterlas  lo bajamos a 180. Deben estar sobre unos quince minutos, pero las pincharemos para comprobarlas (ya sabéis que todos los hornos no son iguales).


Las podemos conservar en una lata de galletas o en una fiambrera hermética, duran mucho tiempo tiernas.
Si queda alguna.



No hay comentarios:

Publicar un comentario