martes, 22 de noviembre de 2016

Conejo con tomate


Buenos días,  aunque el conejo es un producto que siempre ha estado en un segundo plano es un alimento que parece que va ganando adeptos. Su carne blanca, tierna y sabrosa junto  con las múltiples maneras de prepararla hacen que sea una opción de lo mas recomendable.
Además hay que tener en cuenta que es un alimento con muy poca grasa, rico en proteínas y con un alto valor nutritivo, aunque tal como yo lo he preparado hoy con esa salsa que pide a gritos mojar sopones no creo que sea lo mas apropiado para perder calorías. Eso si esta delicioso y os aconsejo que lo probéis al igual que esta otra receta de conejo que en su día publiqué.


Ingredientes:

1 conejo.
1 cebolla grande.
1/2 pimiento verde.
1/2 pimiento rojo.
5 o 6 dientes de ajo.
1 vaso de vino fino de Jerez.
500 grs.de tomate triturado.
1 cucharadita de azúcar.
Pimienta molida.
1 hoja de laurel.
1 poquito de tomillo.
1 ramita de romero.
Aceite de oliva virgen extra y sal.


Elaboración:

Pedimos al carnicero que nos corte el conejo en trozos, aunque también en supermercados lo encontramos ya troceados.
Lo salpimentamos y lo ponemos en una cazuela con bastante aceite  con los dientes de ajo, la hoja de laurel, un poquito de cominos y la ramita de romero,  primero a fuego mas fuerte para que se selle y luego lo dejamos unos veinte minutos a  fuego lento, sacamos y reservamos.



Quitamos un poco de aceite porque era demasiado y ponemos la cebolla y los pimientos cortados a trocitos para que se pochen.


En el mortero majamos los dientes de ajo que reservamos con un poco de tomillo y el vino, lo añadimos a las verduras.
Añadimos el tomate junto con la cucharada de azúcar.


El conejo que teníamos reservado  y unos dos vasos de agua  para cubrirlo. Rectificamos de sal.


Dejamos cocer una media hora o hasta que veamos que el conejo esta tierno y la salsa en su punto.
Espero que os guste.


viernes, 18 de noviembre de 2016

Tocinillo de naranja


O lo que es lo mismo tocino de cielo de temporada, por qué no?
Estamos en época de naranjas, están a buen precio y es otra forma de comer esta fruta que tantas vitaminas nos aporta. Yo lo prepare aprovechando que tenia yemas sobrantes de otro postre, y así salí de ellas triunfante. Queda buenísimo,  como no podía ser de otra manera con esos ingredientes.
Animaros este fin de semana que os va a encantar.


Ingredientes:

1 vaso de zumo de naranja.
2 vasos de azúcar.
8 yemas.
2 huevos enteros.

100 grs. de azúcar
3 cucharadas de agua.


Elaboración:

Ponemos en un cazo al fuego los dos vasos de azúcar y el vaso de zumo de naranja. lo tenemos hirviendo unos cinco minutos y apartamos. Dejamos templar.
Mientras preparamos el caramelo liquido, ponemos en un cazo los 100 grs. de azúcar con las dos cucharadas de agua a calentar, dejamos que el azúcar derrita y empiece a tomar color  y cuando empiece a dorarse apartamos y volcamos enseguida en el molde que vayamos a utilizar. Reservamos. (También podéis usar caramelo liquido del que venden en los supermercados).


En un bol batimos las yemas con los dos huevos enteros, y los colamos un par de veces para que nos quede muy fino.
Lo añadimos al zumo de naranja ya templado, poco a poco y moviendo muy bien siempre con un batidor de mano.
Lo volcamos en el molde ya preparado.


 Metemos en el horno al baño María a 180 grados durante unos 40 minutos, pinchamos para comprobar si esta hecho y apartamos. Desmoldamos una vez frío.
Espero que os guste.


martes, 15 de noviembre de 2016

Tagarninas con huevos


Para el que no las conozca las tagarninas son una planta silvestre espinosa muy común aquí en la provincia de Cádiz.
 La suelen vender en plazas y mercadillos o incluso a pie de carretera, ya cortadas y sin espinas,  preparadas para su elaboración.  Eso si,  previamente lavadas ya que al ser una planta rastrera suelen traer mucha tierra.
Normalmente las utilizamos en la tradicional berza con cardillos,  o con huevos esparragadas como  hoy las traigo yo.


Ingredientes:

600 grs. de tagarninas.
4 huevos.
1 cabeza de ajos.
1 rebanada de pan de campo, si no tenemos pan del día anterior de barra mismo.
Una cucharada colmada de pimentón dulce.
Una buena cucharada de cominos.
Aceite de oliva virgen extra y sal.


Elaboración:

Lo primero que hacemos es lavar muy bien las tagarninas y las cocemos con agua y sal hasta que estén tiernas,  que no se deshagan pues tenemos que tener en cuenta que se van a terminar de hacer luego con los demás ingredientes. Reservamos.
En un perol ponemos el aceite y echamos los dientes de ajo pelados y sofreímos, sacamos y los echamos en el mortero junto con los cominos,  machacamos.


En ese mismo aceite freímos el pan, una vez frito lo echamos en un plato con agua para que se reblandezca y a continuación en el mortero con los ajos y el comino ya machacados.
Removemos bien y le añadimos el agua del plato también.


En el aceite que nos quedo echamos el pimentón con cuidado que no se nos queme.


Enseguida echamos las tagarninas escurridas dejando un poco de agua para terminar de hacerlas.
Volcamos la mezcla del mortero sobre las tagarninas, añadimos un poco mas de agua de cocción, rectificamos de sal y dejamos que reduzcan los líquidos y las tagarninas absorban todos los sabores.


Por ultimo cuajamos los huevos encima de las tagarninas dejando la yema semi liquida y servimos.
Espero que os guste.


viernes, 11 de noviembre de 2016

Tarta de Almendra


Se acerca el fin de semana y os propongo este bizcocho o tarta de almendra, no lleva nada de harina y si  tenéis algún celiaco en casa lo va a poder comer sin problemas.
Esta receta la llevo haciendo años y ya era hora de que estuviera en el blog.  La harina de almendra la he comprado pero si tenéis almendras crudas en casa las podéis moler y asunto resuelto.
Este bizcocho con una buena mermelada casera y un café es el acompañamiento ideal para pasar la tarde del sábado en casa viendo una buena película...no dejéis de hacerlo porque os va encantar.


Ingredientes:

300 grs. de harina de almendra.
300 grs. de azúcar.
8 huevos.
Ralladura de un limón.
Un poco de canela molida y una pizca de sal.
Un poco de azúcar glas para espolvorearlo.


Elaboración:

Separamos las claras de las yemas y batimos estas con el azúcar.
Añadimos la ralladura de limón y la canela.
Agregamos la harina de almendra.
Batimos las claras a punto de nieve y la añadimos a la mezcla anterior.
Untamos un molde con margarina y harina y volcamos la mezcla. Si lo va a comer alguna persona  celiaca  entonces ponéis papel de horno para que no se pegue.
Metemos en el horno a 170 grados con calor arriba y abajo durante unos 35 minutos, pinchamos para comprobar si esta hecho  y sacamos.
Dejamos templar y desmoldamos.
Espolvoreamos de azúcar glas cuando este frió.
Espero que os guste.


martes, 8 de noviembre de 2016

Papas con chocos


Buenos días, hoy os traigo un plato tradicional, de los que hemos comido toda la vida, cuchareo que es lo que apetece ahora que parece que el frío por fin se asoma.
Un guiso marinero que en casa gusta mucho,  las patatas absorben todo el sabor de estos chocos que hacen que sea un plato delicioso.
Si no tenemos chocos o sepias como la conocen en otros sitios podemos hacerlo con calamares y quedará igual de rico. Aquí os dejo la receta.

martes, 25 de octubre de 2016

Estofado de retinto con boniatos



La carne de retinto o de vaca retinta es una carne roja,  jugosa y tierna.
Este tipo de raza es autóctona del sur de España, sobre todo en Extremadura y Andalucia,  y la provincia de  Cádiz está a la cabeza en cuanto al numero de reses.  Si alguna vez habeis estado en la playa de Bolonia es muy probable que os hayais encontrado algunas de estas vacas pastando o descansando en la arena.

Allí precisamente compré esta carne de la que salio un guiso delicioso y con un sabor extraordinario, y como estamos en temporada de boniatos pensé que le iría bien este acompañamiento junto con patatas a partes iguales.
Espero que os guste.

                                                        Vacas en la playa de Bolonia

viernes, 21 de octubre de 2016

Tarta de queso y frambuesas del chef Ramsay



Buenos días, otra tarta de queso mas para que añadáis a las favoritas, es super fácil y queda deliciosa, las frambuesas le dan ese toque ácido que hace que resulte irresistible.
 Aunque la de Gordon Ramsay no lleva base de galletas en mi casa no ponerla es un sacrilegio.  Según mis hijos la galleta es ingrediente importante en cualquier tarta de queso,  pero si la queréis mas ligera y con algo menos de calorías pues no tenéis mas que suprimirla igual que con la mermelada otro ingrediente marca de mi casa y que por supuesto es opcional.


Ingredientes:

160 grs de galletas lotus o digestive, las que mas os gusten.
70 grs. de margarina.

600 grs. de queso crema.
160 grs. de azúcar blanca.
3 huevos.
Ralladura de 1 limón.
2 cucharadas de harina de repostería.
200 grs. de frambuesas.

Mermelada de frambuesas si optáis por ponerla.


Elaboración:

Lo primero que hacemos es calentar el horno a 200 grados.
A un molde redondo de 20 cm le ponemos papel de horno en la base y así se desmoldará mas fácil.
Molemos la galleta hasta hacerla polvo y le añadimos la margarina.
Untamos la base del molde y un poco de las paredes con esta mezcla.


Batimos el queso crema con el azúcar y a continuación vamos añadiendo los huevos uno a uno.
Agregamos la ralladura de limón y las 2 cucharadas de harina.
Por ultimo añadimos las frambuesas a la mezcla y la volcamos en el molde.


Metemos en el horno precalentado a 200 grados durante 15 minutos y luego lo baje a 170 durante unos 25 minutos. Esto en mi horno,  según  la receta de Ramsay  son treinta y cinco minutos a 200 grados, ustedes prueben.
Una vez sacada del horno dejamos enfriar y le añadimos mermelada de frambuesas por encima.
Espero que os guste.