lunes, 12 de enero de 2015

Rollitos de traseros de pollo

Esta receta fue una de las primeras que publiqué en el blog, haciendo cambios de tamaño en las fotos apareció de nuevo en borradores y no he logrado que aparezca como publicada. 
Vuelvo a ponerla de nuevo y os recuerdo que no dejéis de cocinarla por lo fácil y rica que queda. 
 Igualmente podéis utilizar pechugas de pollo aunque los traseros siempre os quedaran mas jugosos.
 Espero que os guste.    
                                                                                                                               





Ingredientes para 6 personas:

1.500grs. de traseros de pollo  (limpios de piel y huesos).
3 puerros.
4 o 5 zanahorias.
100 grs. de jamón serrano.
1 vaso de vino oloroso seco.
Pimienta molida.
1 hojita de laurel.
Aceite de oliva y sal.
1 cucharada de harina.

Elaboración:

Aunque nos hayan limpiado los traseros, terminamos de quitar los restos de grasa  que le puedan haber quedado, y los salpimentamos.
En una cazuela ponemos el aceite y echamos un puerro y dos zanahorias, que habremos cortado a trozos muy pequeñitos. Lo rehogamos y cuando ya estén pochados le echamos el jamón también cortado a trocitos. Le damos unas vueltas y lo probamos de sal. Dejamos templar.Vamos poniendo una cucharada del sofrito a cada filete y lo enrollamos con hilo de cocinar.

                           
                                                                                  
                                             Una vez que tengamos todos los filetes rellenos, los sellamos un poco en el aceite que dejamos en  la cazuela y los sacamos. Si vemos que nos ha quedado muy poco aceite, le agregamos un poco más y rehogamos los otros  dos puerros y  las zanahorias troceadas.
                           
                                                               

 Le echamos la cucharada de harina y la cocinamos. Le agregamos el vino y lo pasamos todo por la batidora (si nos gusta encontrarnos trocitos lo dejamos tal cual). Echamos los rollitos en la cazuela, cubrimos de agua y rectificamos de sal y pimienta.  Le ponemos la hojita de laurel y lo dejamos cocer hasta que se pongan  tiernos.

                                         
                                                       
Los podemos servir con patatas o con verduritas rehogadas. Listos para comer.


Nota: naturalmente antes de servir quitamos el hilo de cocinar.

2 comentarios:

  1. ¡Qué buenos que tienen que estar! la pinta es exquisita y además sana, lo tiene todo carmen, así es que no tardaré en hacerlos. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Carmen cariño! Gracias por tu comentario, con amigas como tu es que dan ganas de seguir cocinando. Fíjate que me ha pasado como a ti, de corregir una entrada antigua y luego no me aparece, pues bueno, qué bien que las has vuelto a poner aquí, que está muy buena. Te cuento que mi madre los hacía muy parecidos, pero ponía también uno o dos pimientos del piquillo, entonces la salsa también la molía y no sabes lo buena que está. Pero ahora me toca a mi hacerla, y me guiaré por tu receta.

    Ya he corregido en el blog, pues cuando escribí la receta pensé que había que poner que cualquier pescado nos sirve, pues la he hecho con lo que me sobró de otra comida, así que si te sobra por ahí un pescadito, te acuerdas de mi y haces los budincitos. Creo que el secreto para que suban tanto es hacerlos en pocillos individuales. Besitos

    ResponderEliminar